Joaquín Sorolla

Entre mis "particulares" maestros descubrí a uno muy especial para mí, el gran maestro de las luces, del trazo fácil, vigoroso y brillante color y que no podía ser otro que Joaquín Sorolla. En su obra es donde mejor me reflejo y me identifico, disfruto y sufro pintando sus cuadros. A veces tengo la sensación de estar reviviendo y compartiendo sus momentos de euforia cuando el pulso no me tiembla, la mente está clara y .........